Vitrina
¿Quiénes somos?
REQUISITOS
Breve Historia
Ensayos
KEVIN. PSICOPATIA
UN TOQUE DE CANELA
MITO EDIPO
HAY QUE CRUZAR ...
HOMBRES DE MARTE?
INCONSCIENTE COLECT
DESESPERANZA
BULLYING
DIOSAS TRUNCADAS
LA DEPRESION
DIOS EN PSICOTERPIA
SUEÑO Y NIETZSCHE
CINE:VENUS EN PIELES
MASCULINIDAD
PAREJAS
Registro

      

 

 

Un Estudio de la Depresión

Reflexiones desde el Vientre de la Ballena:

¿TIENE LA DEPRESIÓN SENTIDO?

 

Diana Rísquez Thielen

 


 


Jonás rápidamente subió al barco que le conduciría a Tarsis, ciudad suficientemente distante de Nínive. Yavé le había hablado y le había ordenado que fuese a “La ciudad grande”, a comunicarles su decisión de destruirla porque “su maldad ha subido hasta mí”, le dijo. Quería huir lejos del rostro de Dios. Se decía: “¿Y porqué yo?”. Seguro que al darles la terrible noticia, lo matarían.

 

Entonces Yavé envió un fuerte viento que amenazó con hundir el barco. Los marineros tuvieron miedo y cada uno invocaba a su Dios. Jonás que había bajado al fondo del barco, dormía profundamente. El capitán se acercó a él y le dijo: “¿¡Cómo puedes dormir!?”. Levántate, invoca a tu Dios, quizá se acuerde de nosotros y no pereceremos”. Los marinos echaron suertes para saber quién era el culpable de ese mal .Esta recayó en Jonás. Así les explicó el motivo de su viaje. Horrorizados por el desafío de Jonás a la voluntad divina, se preguntaban qué podrían hacer para salvarse; Jonás arrepentido les dice que lo arrojen al mar, que seguro éste se calmará. Aunque intentaron acercarse a la orilla para no arrojarlo tan lejos, el mar embravecido no se los permitió. Lo arrojaron en alta mar y así esta calmó su furia. Aquellos hombres temieron a Yavé y con gran respeto le ofrecieron un sacrificio y le hicieron votos. Entonces Yavé ordenó a un gran pez que se tragara a Jonás y este estuvo tres días y tres noches en el vientre de pez. 

 

Desde allí Jonás rezó a Yavé de esta manera:

 

“En mi angustia llamé a Yavé

y me respondió,

grité desde el lugar de los muertos

 y tú oíste mi voz.

Me habías arrojado en el abismo,

En el corazón de los mares,

Y la corriente me cercaba.

Todas tus olas y tus remolinos pasaron sobre mí.

 

Entonces me dije: he sido arrojado de tu presencia

Nunca más veré tu santo templo.

Me envolvieron las aguas hasta el cuello,

El abismo me rodea,

Las algas se enredan en mi cabeza.

A las raíces de los montes descendí,

Los cerrojos de la tierra estaban cerrados tras de mí para siempre.

 

Pero me hiciste subir vivo de la fosa,

¡oh, Yavé mi Dios!

Cuando se me desfallezca el alma,

Me acordaré de Yavé,

Y mi oración llegó hasta a ti, a tu santo templo.

 

Los que adoran los ídolos vanos

Abandonan la fuente de gracia;

Pero yo en acción de gracias

Te ofreceré un sacrificio y cumpliré mis votos:

De Yavé viene la salvación”.

 

Entonces Yavé dio orden al pez y este lo vomitó sobre la tierra. Nuevamente Yavé ordenó a Jonás que fuese a Nínive y esta vez obedeció. Tardó tres días en atravesarla e hizo un día de camino pregonando la noticia de la destrucción de la ciudad. Al enterarse, los habitantes y el rey hicieron penitencia y fueron perdonados.

 

Jonás al ver lo sucedido se enojó y le dijo así a Yavé: “Oh Yavé te ruego que tomes mi vida. Prefiero morir a vivir de esta manera.”

 

Yavé le contestó. “¿Crees tú que tienes razón para enojarte así?”

 

Pero Jonás salió de Nínive e hizo una cabaña al este de la ciudad, para ver lo que sucedía. Yavé hizo crecer una planta de ricino que creció por encima de Jonás para dar sombra a su cabeza y así calmarlo de su enojo. Jonás se alegró mucho por la planta. Al día siguiente Yavé mandó un gusano que malogró la planta y la secó. Además hizo que soplara un viento caliente desde el este, Jonás se acaloró tanto que se desmayó; se deseó la muerte y dijo. “Mejor es morir que vivir”

Entonces Yavé le preguntó. “¿Te parece bien enojarte por este ricino?” Jonás le respondió “Sí, tengo razón para estar enojado, hasta el punto de querer morir.”

Yavé le replicó: “Te afliges por un ricino que no te ha costado trabajo alguno, y que no has hecho crecer, que en una noche ha nacido y en una noche ha muerto. ¿Cómo pues yo no voy a tener lástima de Nínive, la gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben distinguir el bien y el mal y gran cantidad de animales? (1)

 

Les relato este pasaje tomado de la Biblia católica (antiguo testamento), para introducirlos mediante un mito, al modelo junguiano de comprensión psicológica de la depresión, utilizando las imágenes Arquetipales del Héroe en su oscuro pasaje, una de las etapas previas a la consecución de la Proeza.

 

Jung formuló su teoría de la energía psíquica como un sistema que se asemejaba a un “río continuo que vierte copiosamente sus aguas en el mundo de lo real” y los complejos, que obstaculizan y a la vez conforman la conciencia, como “...un reflujo, que reempuja las aguas hacia su fuente, en vez de dejarlas correr hacia la desembocadura. Así, se establecerá una dinámica de progresión y regresión de la energía psíquica entre el inconsciente (personal o SOMBRA y colectivo o SELF, que es el arquetipo central o de la divinidad y que comanda el resto de los arquetipos) y la consciencia y su centro el EGO o YO. Esta dinámica de tensión y síntesis de opuestos es la que conformará al individuo, a su conciencia y formará lo que se llama el EJE EGO-SELF, es decir la conexión real entre la parte consciente del individuo y su parte inconsciente. De esas batallas resultará la ampliación de la conciencia. Ello será ayudado por la activación de los arquetipos de acuerdo a la herencia, vivencias personales, familiares y sociales.

 

La depresión se concibe desde el punto de vista junguiano, como la regresión de la energía psíquica, que produce una deflación del Ego y un acopio de símbolos, que son la manifestación de la energía de los arquetipos y será seguida de una nueva progresión, que se manifestará en nuevas imágenes, símbolos, fantasías y emociones, es decir movilizará complejos. Esta danza de perpetuo movimiento, que pudiéramos representarla como una espiral, llevará a lo que Jung llamó INDIVIDUACIÓN, que es la integración de todos los elementos que conforman la psique del individuo y la meta del desarrollo individual en cumplimiento de instinto de trascendencia.  Una excelente manifestación de este proceso es el CAMINO del HEROE, con sus triunfos y fracasos.

 

         El héroe (EGO): él típicamente viaja en barco, lucha contra un monstruo marino, es tragado, lucha para no morir destrozado o triturado, y  en algunos casos, al llegar al estómago de la ballena, busca el órgano vital y lo corta, logrando así la liberación. Finalmente debe regresar a sus orígenes y dar un testimonio. Todo esto por mandato de su Dios o sus Dioses (SELF).

 

El viaje del héroe es un círculo eterno que comienza con:

 

El Llamado a la Aventura (mandato de Yavé). En esta etapa el EGO, centro del campo de la conciencia personal, tiene el comando, por ende el héroe puede negarse al llamado o simplemente no notarlo. Será auxiliado por Los ayudantes (Marinos y capitán del barco), que generalmente son mágicos pero de apariencia insignificante (Gnomos), extraña (Animales Míticos) o temible (la Bruja o el Ogro). 

 

Rosa, 36 años, llegó a la consulta con síntomas de angustia al conocer a Juan que le parecía una especie de mago todopoderoso, soñó que un hombre entraba subrepticiamente a una habitación donde estaba una bebé, recién nacida y sintió que “nada bueno se traía este individuo siniestro”. Se preguntaba si siempre se había querido casar, ¿por qué le producía tanto miedo? Tuvo otro sueño en el que veía que en una gran sala se celebraba un matrimonio y al mismo tiempo un entierro, una anciana le decía señalando las dos escenas: Esto tiene que ver contigo.

 

Ellos lo conducirán a la etapa de La Prueba (lanzamiento al mar y estadía tenebrosa en el vientre de la ballena); también puede consistir en otras pruebas como: Atravesar un UMBRAL desconocido, batallar con un hermano opuesto en características, la lucha contra el dragón, el desmembramiento, la crucifixión, el rapto, el viaje nocturno por el mar, también el viaje encantado, la muerte y la caída. Como puede verse esta etapa es verdaderamente peligrosa, a veces mortal (me refiero tanto a la muerte en sentido literal como metafórica); el héroe en su impotencia (impotencia del EGO), se siente incapaz, disminuido, desea morir sucumbir o rendirse; muchas veces ni siquiera le encuentra sentido a lo que está viviendo, Es lo que San Juan de la Cruz llamó “la Noche Oscura del Alma”. Esta etapa es una excelente metáfora para ilustrar la depresión y el sentido de la misma. Jonás expresa en todo el texto, que quiere morir, que está en el abismo, habla de desesperación. En Jonás lo vemos en su zozobra en el mar y en su estadía en el vientre de la ballena.

 

 Rosa sueña que llega muy débil, casi muriendo, a un pueblo en la selva y aparece el brujo del pueblo que le pone la mano sobre el pecho y le saca del corazón una serpiente de aspecto temible y repulsivo. Se dice: “La verdad es que con eso adentro, me estoy muriendo”. Para ese entonces había dejado a Juan por miedo pero no podía dejar de pensar en él. Se reencuentra y al poco tiempo se casan Juan, ella desafía toda su familia y convencionalismos, él no es quién ella esperaba se siente muy infeliz , su esposo está siempre deprimido y la maltrata; a perdido su fortuna y su toque mágico, sueña que él la tiene amarrada a unos arneses y la sube y la baja como una piñata, vestida de forma sugestiva, la obliga a presenciar como él se besa con otro hombre desconocido. Me expresaba que se sentía deprimida y no le encontraba sentido a su vida.

 

Luego viene la etapa de La o Robo del elixir, detrás del umbral el Héroe avanza a través de un mundo de fuerzas poco familiares y sin embargo extrañamente íntimas, algunas de las cuales lo amenazan peligrosamente, cuando llega al nadir del periplo mitológico, pasa por una prueba suprema y recibe su recompensa. El triunfo puede ser representado como la unión sexual de héroe con la Diosa (o Dios) madre y padre del mundo (Matrimonio Sagrado), el reconocimiento del Padre creado y la reconciliación con él (Expiación Paterna). Este es el caso de Jonás al salir de la ballena y luego comprender porqué Yavé perdona a Nínive. También en esta etapa se puede lograr la divinización de Héroe (Apoteosis) o también si las fuerzas le han permanecido hostiles, el robo del don que ha venido a ganar (robo de su consorte, robo del fuego). Intrínsecamente es la expansión de la conciencia y por ende del ser (Iluminación, transfiguración, libertad).

 

Rosa, ahora vive grandes restricciones económicas y debe salir ella a ganarse la vida, no tiene fuerzas, está en plena depresión, siente que todo le ha fallado está sola, su familia y todo lo antes conocido le dieron la espalda, le fallan las fuerzas, quiere morir. Intenta varios Trabajos que están por debajo de su nivel (es abogado y la paga es mínima) y terminan mal, no da la talla. Sueña de noche baja hacia un sótano que cree es su casa de la infancia, sin embargo este sótano es muy profundo allí tendida en una cama se encuentra a sí misma, es un fantasma, debe ser ella muerta pero viva a la vez; la mira con ojos de desesperación, es prisionera de un hombre que está a su lado, también es un fantasma, está aprisionado por vendas y cadenas, es su padre y está furioso y amenazante: De repente al relatarme el sueño, se da cuenta de que esa figura está atrapada y que es imposible que le haga daño, está atado y por ende ella puede levantarse de esa camilla e irse. Poco después se separa de su pareja.

 

El trabajo final es Regreso. Si las fuerzas han bendecido al héroe, ahora éste se mueve bajo su protección y se convierte en Emisario; si no, huye y es perseguido (Huida con transformación, huida con obstáculos). En el umbral del Retorno, Las fuerzas trascendentales deben permanecer atrás; el héroe vuelve a emerger de reino de la congoja (retorno, resurrección). El bien que trae restaura el mundo. (Se salva Nínive y se hace la voluntad de Yavé).

 

Rosa, se separa de su marido porque este la abandona, culpándola de su parálisis y fracaso personal. Ella comienza a manifestar ideas suicidas y hasta hace un tímido intento, tomándose una sobredosis de píldoras para dormir que había dejado Juan atrás. Se le prescriben antidepresivos. Por ese entonces sueña que está en un hotel en las montañas junto con Juan, es de noche y están en grupo en una especie de excursión. Descienden por la montaña, ella pierde de vista a Juan y comienza a buscarlo en una especie de cuevas laberínticas, no lo encuentra pero llega a una habitación donde encuentra a una mujer sentada a la mesa con su esposo e hijos, ella se ve plena y feliz, una mujer en control de su vida, es una mujer suave y femenina de experiencia y sabiduría, como una juez. Rosa siente admiración. Luego emprende el ascenso por la montaña con ánimos renovados y de alguna manera sabe que Juan está bien. Encuentra el hotel y luego una señora que le parece que es la encargada de la limpieza, ella le dice: “¿Ves que fácil?, la salida está por donde mismo entraste” y le muestra una gran puerta doble que hasta ahora no había visto. Actualmente Rosa trabaja en su área, con bastante éxito y está comenzando una relación, pero quiere ir con calma, sin embargo no siente miedo.

 

Jonás y Rosa emprendieron sus viajes. El pasaje bíblico no lo dice, pero espero que después de tantos altibajos, el tenaz héroe haya aprendido y aceptado la voluntad de su Dios. En cuanto Rosa comienza otro ciclo que puede o no ser feliz, pero cuenta con una conexión con su realidad interna que le permitirá encontrar sentido a lo que se le presente.

 

Este ciclo heroico se repite muchas veces a lo largo de la vida. La sucesión de inflaciones y alienaciones del ego, al salir del paraíso materno, luego del mundo familiar para entrar en el mundo adulto o del Héroe, con sus sucesivos triunfos y fracasos, el balance de la edad media de la vida, serán vividos como triunfos sublimes o verdaderas “noches oscuras”, que no son otra cosa que cuadros de depresión, que vistos desde esta perspectiva adquieren un sentido mas amplio de esta patología, mas que como una enfermedad indeseable, como una parte del proceso de INDIVIDUACIÖN.

 

La genética y el temperamento, la infinita combinación y activación de los arquetipos, las experiencias del la vida bajo la forma de la relación de este individuo con su familia, entorno social y momento cultural y religioso, influirán en la forma en que estos eventos de pérdida se presentan y evolucionan. Es aquí don de la persona pierde el “circulo mágico” narcisista. La depresión es la manifestación de la pérdida de la omnipotencia, es la salida para la conformación de un individuo maduro de una conciencia ampliada y de su sentido de trascendencia no solo individual, sino colectiva. Pero ¿Qué pasa cuando este proceso se detiene? ¿Porqué se cronifica?

 

 Hoy en día la depresión, que en el 2020 se considera será la segunda causa se incapacidad según la Organización Mundial de la Salud, representa un verdadero problema con características de pandemia. El alivio sintomático y real que han proporcionado los cada vez más sofisticados antidepresivos existentes en el arsenal médico, no parece incidir en la disminución del número de personas afectadas crónicamente.

 

Hablamos de patología cuando exista  falta de movimiento que se producirá cuando el EJE EGO-SELF se fracture y ello sucederá cuando por alguna circunstancia no se elaboren las regresiones o las progresiones de la ENERGÍA PSÍQUICA, estancándose; aquí se produciría entonces lo que Edinger llamó la ALIENACIÓN del EGO. Los complejos serán verdaderas trampas de energía, que impedirán el flujo de la misma. La única forma de evitar que la Depresión se haga crónica, es ahondar en su sentido, explorando los símbolos que el SELF nos proporciona.

 

Sin ánimo de reducir el problema una de mis reflexiones en el vientre de esta ballena que parece habernos tragado a todos, terapeutas y afectados, me llevan al ideal del hombre actual. Los valores de la conciencia imperante favorecen que el individua sano sea aquel que vive en bienestar bio- psico- social. Esta es la definición más sobria que se nos ofrece hoy día. Las voces del éxito , de lo deseable propenden a una persona sin defectos físicos, exitosa en lo que emprende, aceptado por la mayoría, el fracaso es algo que se oculta si es que se reconoce, no forma parte de la vida, es demasiado sombría. Palabras como “la caída, la muerte, la impotencia y el descontrol “forman parte de los “pecados” post modernos. Por ello no se permite la pérdida del poder del EGO y la necesaria alienación del mismo queda detenida sin producirse proceso de reconocimiento de nuestras limitaciones junto con las de nuestras posibilidades. Es así como el individuo detenido experimentará una progresiva pérdida de sentido en su vida, anhedonia, apatía, tristeza en el mejor de los casos y en el peor un aplanamiento afectivo. ¿No son esos los síntomas de la depresión descritos en el DSM IV?

 

La literatura y el cine nos muestran a este individuo alienado y detenido, un ejemplo es la película “Matrix”. Un individuo inconsciente que cree estar en control de su vida sólo para estar en realidad conectado a una matriz tecnificada, anquilosado, vive dormido en un paraíso de tontos, sin alma ni Eros, donde hay una supra conciencia imperante de la que nadie tiene idea y de la cual el individuo depende completamente; sin capacidad de conciencia o dinámica entre su individualidad y los requerimientos de esa enorme ballena eterna que lo retendrá por siempre y lo usará como alimento o “Fuente de energía”. ¿Ciencia Ficción o un nuevo mito de nuestros tiempos?

 

Será entonces por esta razón que hoy en día predominan los diagnósticos que hoy se tratan en éste congreso, Ansiedad, Depresión y los popularísimos trastornos bipolares.

 

Es perentorio entonces que además del muy atinado uso de las neurociencias y los psicofármacos para explicar y tratar el fenómeno, veamos el problema en una perspectiva más amplia. Esta a mi entender, es la perspectiva arquetipal que nos muestran los mitos eternos, el drama humano y cómo el ser humano se las ha ingeniado para medio lidiar con el macrocosmos o mas sencillamente expresado, lo que es mas grande que él.

 

Diana Risquez

 

Médico Psiquiatra. Psicoterapeuta EVPP

Analista Junguiana. AVPA. IAAP

   

 

 

 

Trabajo presentado en IV Congreso de Psicología Analítica.Introducción al Estudio de la Depresión. Caracas, septiembre de 2005.

Top

Sin el alma, no hay forma de salir de este tiempo" C.G.Jung